Escuchando la palabra de Dios con un estómago lleno

Una congregación en California expande su ministerio con un préstamo de Everence

Read this article in English.

Pastor Romeo Castro de Misión Cristiana Fe y Compasión en Los Ángeles, California cree que “es difícil escuchar la palabra de Dios con un estómago vacío”. Con un préstamo de Everence® para iglesias, Castro amplió un ministerio en su iglesia que sirve la congregación y la comunidad.

Castro es un pastor de los Hermanos Menonitas y ha dedicado su vida a plantar iglesias. Hace 16 años se trasladó de El Salvador a California, pero no permitió que su mudanza parara su ministerio. Hace cuatro años que fundó la Misión Cristiana Fe y Compasión en su barrio de Van Nuys.

“Después que noté que algunas personas de la iglesia estaban viviendo con limitaciones financieras, comencé a servir comida cada domingo a todas las personas que estaban asistiendo”, dijo Castro. Cuatro años después, la congregación ha crecido de una asistencia de 12 a aproximadamente 20 a 30 personas. Hace un año, Castro decidió expandir el ministerio de comida a la comunidad alrededor de la iglesia, que también estaba viviendo con limitaciones financieras.

Castro quería comenzar un programa para la entrega de comida de precio reducido a la comunidad. Para poder comenzar el nuevo ministerio, la iglesia necesitaba equipo nuevo de cocina y un pequeño autobús.

Con su título universario en microempresas, Castro ayuda a manejar las finanzas de la iglesia y sabía que la iglesia necesitaba un préstamo para comprar estas nuevas necesidades. Después que varias organizaciones no estuvieron dispuestas a ayudar, Castro se comunicó con Everence. Martin Navarro, Representante de Relaciones con la Iglesia de Everence, conectó a Castro con Bill Warrell, Oficial de Desarrollo de Negocio de Everence, quien trabajó con la iglesia para ayudarles a obtener un préstamo específicamente para ayudar iglesias a expandir sus ministerios.

“Everence es para nosotros la puerta que Dios abrió para alcanzar nuestras metas”, dijo Castro.

Ahora que la iglesia pudo comprar una estufa industrial y un pequeño autobús, Castro entrega comida a bajo costo a personas en la comunidad. Cada comida incluye un verso bíblico adjunto.

“El pequeño autobús también ayudó a resolver otro problema”, dijo Castro. “Tenemos personas que asisten a nuestra iglesia que no tenian medios de transportación y la falta de transporte público no les permitia asistir a la iglesia. El autobús sirve tres propósitos: para la compra de alimentos en Los Ángeles, para distribuir la comida a la comunidad, y para recoger las personas para asistir a la iglesia". Gracias al autobús, la congregación tuvo un aumento de casi un 50 por ciento de personas en asistencia a la iglesia.

Después de obtener el préstamo para su iglesia hace un año atrás, Castro se convirtio en un promotor voluntario de Everence, compartiendo la educación de mayordomía en su iglesia.

“Fui inspirado por Castro y su espíritu empresarial como pastor, su negocio es su ministerio”, dijo Navarro.