Reparan el crédito automotor de un hombre

Everence news |

Everence ayudó a recortar más de $100 de los pagos mensuales

[Read this article in English.] 

Sebastián Andrade usó su auto viejo hasta donde pudo, pero cuando el motor requirió arreglos mayores, supo que era hora de cambiarlo.

El Custodio de Maquinarias de Sun-Maid Growers of California necesita un transporte confiable para llegar a su lugar de trabajo.

Sebastián vive en el valle de San Joaquín, cerca de Fresno, y asiste a la Primera Iglesia Menonita de Reedley.

Martín Navarro, Representante Financiero y de Relaciones con Iglesias para Everence®, conoció a Sebastián el año pasado mientras visitaba esa iglesia y hablaron acerca de las finanzas de Sebastián, incluyendo sus problemas con el auto. La visita de Martín en el momento justo fue fortuita, sobre todo al considerar que Sebastián no habla inglés y Martín es bilingüe.

Martín le pidió a Sebastián que lo contactara una vez que estuviera listo para completar un formulario de solicitud para un crédito automotor a través de Everence Federal Credit Union. Pero al volverse más urgente la necesidad de tener un auto mejor, Sebastián acabó tomando un crédito a través de una concesionaria local para comprar el auto que él quería.

Cuando Martín llamó a Sebastián para preguntarle cómo estaba, éste le contó del crédito automotor. La tasa de interés era del 23 por ciento y las cuotas mensuales, de $350.

Martín “sabía que podíamos ofrecer algo mejor”, de modo que contactó a Tim Martin, Gerente de la Sucursal de Everence Federal Credit Union en Goshen, Indiana, cerca de las oficinas corporativas de Everence, donde Martín Navarro trabaja.

Tim le ofreció a Sebastián un crédito automotor de alrededor del 6.75 por ciento, disminuyendo sus cuotas mensuales de $350 a $220.

“Martín trabajó junto a Sebastián y fue fundamental a la hora de gestionar todo”, dijo Tim. “Esta es la clase de vínculos que queremos construir. Esto es lo que nos hace sentir bien”. Sebastián se sintió entusiasmado con el nuevo crédito y quedó aliviado por que los pagos mensuales por el auto ya no representaran semejante carga, contó Martín.

“Quedó impresionado por el servicio y por la disposición de Everence a ayudarlo”.