Cuidarnos mutuamente a través de la crisis

Everence news |

Cómo una iglesia en el epicentro de la crisis ofrece apoyo, conexión y esperanza

Leer en inglés

"Me estoy quedando sin comida. ¿Hay algo que puedas hacer para ayudar?" dijo un mensaje de texto al pastor Elvis Martínez de una mujer que asiste a la Iglesia Evangélica Garífuna de Manhattan, una congregación menonita en Nueva York.

Pastor Elvis enciende su automóvil, hace un viaje a la tienda para recoger algunos alimentos esenciales para la mujer y sus tres hijos, y los lleva a su apartamento.

Members of Evangelical Garifuna Church of Manhattan at Thanksgiving buffet line

La Iglesia Evangélica Garífuna de Manhattan se ha dedicado a servir a su comunidad desde que se inició. La foto es de la cena de Acción de Gracias de 2019 para los asistentes de la iglesia y la comunidad alrededor de la iglesia. Aunque la iglesia no se reúne en persona en este momento, debido a COVID-19, el equipo de liderazgo está ayudando a proporcionar alimentos y apoyo para el alquiler y las facturas a quienes lo necesitan. Foto compartida con permiso de la Iglesia Evangélica Garífuna de Manhattan.

Un ministerio central de la iglesia, con entre 180 y 250 miembros, es apoyar a los inmigrantes a construir nuevas vidas en la ciudad de Nueva York. Ahora, el liderazgo está trabajando duro para apoyar la salud financiera, emocional y física de su comunidad durante el peor brote de COVID-19 (coronavirus) en los Estados Unidos.

"Siempre hemos ayudado a las personas necesitadas con alimentos, agua, ropa, facturas, esto es parte de lo que hacemos," dijo Pastor Elvis. Pero con órdenes estrictas de quedarse en casa, despidos y horas reducidas, ahora más personas se encuentran luchando para llegar al fin de mes.

Además del estrés, las personas indocumentadas desconfían de acceder a servicios y recursos públicos como bancos de alimentos, cupones de alimentos y otros programas de ayuda por temor a ser rechazados o deportados.

"Para algunas personas, esta difícil situación solo trae de vuelta el trauma de emigrar aquí," dijo Pastor Elvis. La iglesia mantiene un pequeño fondo para ayudar a las personas y ha utilizado el programa de Fondos Compartidos de Everence® (enlace en inglés). Pero con tanta necesidad, a veces los pastores sacan dinero de sus propios bolsillos o comida de su despensa para apoyar a los miembros de la iglesia.

Durante la pandemia, el equipo de liderazgo de 30 personas de la iglesia se ha reunido regularmente para decidir cómo distribuir los fondos en la cuenta de la iglesia para ayudar a quienes lo necesitan.

"Ha sido un desafío tener fondos limitados," dijo Nubia Hererra, Administradora de Finanzas de la iglesia. “Queremos hacer todo lo posible para ayudar a tanta gente. Si uno de nosotros tiene algo que compartir, lo compartimos con aquellos que tienen menos.”

Cuando se lanzó el Fondo de Ayuda Congregacional COVID-19 en abril de 2020, la Iglesia Evangélica Garífuna de Manhattan solicitó una subvención con la esperanza de obtener más apoyo para los miembros de su iglesia y ayudar con el alquiler para que la congregación tenga una iglesia cuando pueden regresar a tener culto en persona.

"Estamos muy agradecidos por las organizaciones que comparten su dinero de esta manera para apoyar a otros," dijo Nubia. "Nuestra iglesia siente una gran responsabilidad de pasar por este momento juntos y no dejar a nadie atrás."

El fondo se inició a través de una coparticipación entre el Servicio Menonita de Desastres (MDS), Everence y el Comité Central Menonita (MCC) de EE. UU. Para ayudar a los anabautistas e iglesias afines a enfrentar la crisis financiera desatada por el COVID-19. Desde su lanzamiento, el Fondo ha recibido más de 340 solicitudes y ha distribuido más de $715,110 de los $800,000 originales comprometidos por las tres organizaciones. Se agregaron $17,000 adicionales al fondo a través de donaciones privadas.

Una crisis como ninguna otra

Al ser las personas al frente de los servicios para las personas de Iglesia Evangélica Garífuna de Manhattan, el equipo de liderazgo lleva consigo el peso de la pérdida y el dolor que los miembros han experimentado durante esta crisis.

"A veces ha sido difícil dormir por la noche,” dijo Pastor Elvis. La imagen de tres niños llorando después de que su madre falleció de COVID-19 se queda con él. En el momento de esta historia, la iglesia tenía 17 en su comunidad fallecidos por el virus, y muchos más en las redes comunitarias y familiares de la congregación. Otros dentro de la familia de la iglesia han tenido el virus y se han recuperado.

"Ha habido tanta pérdida en tan poco tiempo, ha sido realmente un desafío," dijo Nubia. “A veces tengo que tomarme un minuto para mí antes de hacer una llamada telefónica difícil a alguien que ha perdido a un familiar recientemente. Son muchas malas noticias, pesadas para todos."

Una pastora estuvo enferma durante casi dos semanas y media, aislada en una habitación para evitar enfermar a su esposo e hijos.

"Ella está mucho mejor ahora," dijo Nubia. "Ella puede abrazar a sus hijos y se está recuperando."

Otra líder de la iglesia y su esposo dieron positivo para COVID-19, lo que les hizo imposible cuidar a sus hijos mientras permanecían aislados. La pareja no tuvo más remedio que enviar a sus hijos a la casa de un pariente.

Cuidarnos mutuamente a través de llamadas semanales

Con las restricciones de las reuniones cara a cara en la ciudad de Nueva York, el equipo de liderazgo trata de hacer llamadas a los miembros de la iglesia cada semana, poniendo cuidado especial en llamar a los nuevos asistentes.

Comprueban cómo le va a cada miembro, cómo se sienten al estar en casa con sus hijos todo el día, si conocen a alguien que ha fallecido, y preocupaciones que tengan en mente. Al final, rezan juntos.

"Tratamos de abrazarnos incluso cuando estamos lejos," dijo Nubia. "Tratamos de ser alguien con quien puedan compartir noticias y conectarse."

Destellos de esperanza

Worship hall at the Evangelical Garifuna Church of Manhattan

Una oración durante un servicio de culto para la Iglesia Evangélica Garifuna de Manhattan. Últimamente, la iglesia está reuniendo digitalmente, cantando, compartiendo en grupo y un mensaje pastoral. Foto compartida con permiso de la Iglesia Evangélica Garífuna de Manhattan.

Durante sus servicios religiosos en línea, los pastores principales ofrecen mensajes alentadores para mantener el ánimo. También se toman el tiempo para compartir en grupo, dando espacio para que cada hogar comparta.

Además de los servicios dominicales, la iglesia ofrece servicios virtuales de grupos pequeños para adultos jóvenes, jóvenes, niños y nuevos miembros, así como reuniones de los grupos para hombres y mujeres.

"Lo más adorable [durante el servicio de los niños] fue escuchar a los niños cantando canciones cristianas y aplaudiendo," dijo Nubia. Hace unas semanas, el grupo de niños también preparó dibujos y mensajes de agradecimiento para los miembros de la iglesia que están sirviendo en la primera línea de salud o del servicio civil.

Pastor Elvis notó el marcado contraste entre los mensajes de esperanza a principios del año con el comienzo de la nueva década. La epidemia de coronavirus no fue lo que nadie imaginó para 2020.

"Esto es difícil como pastor, como esposo, como padre, pero sé que Dios está con nosotros," dijo el pastor Elvis.

Donar al fondo

Las personas pueden hacer contribuciones al Fondo de Ayuda Congregacional COVID-19 en línea a través del sitio web de MDS: mds.mennonite.net/covid-19-donations. Los cheques pueden enviarse por correo a: Everence Foundation, Attn: COVID-19 Congregational Relief Fund, PO Box 483, Goshen, IN 46527. Para obtener mayor información e instrucciones para hacer una solicitud, diríjase a everence.com/fondo-de-ayuda-congregacional-covid19.

Acerca del Servicio Menonita de Desastres
El Servicio Menonita de Desastres es una red de voluntarios de iglesias anabautistas que responde en amor cristiano a aquellos afectados por catástrofes en Canadá y Estados Unidos. Si bien el foco principal está puesto en la limpieza, la reparación y la reconstrucción de viviendas, este servicio toca vidas y brinda esperanza, fe e integridad. Para mayor información, visite mds.mennonite.net o llame al 800-241-8111.

Acerca de Everence
Everence ayuda a individuos, organizaciones y congregaciones a integrar sus finanzas y su fe a través de un equipo nacional de asesores y representantes. Everence ofrece seguros, servicios bancarios y financieros con beneficios comunitarios y educación sobre mayordomía. Para mayor información, visite everence.com o llame al 800-348-7468.

Acerca del Comité Central Menonita
El Comité Central Menonita (CCM) es un ministerio mundial de iglesias anabautistas que comparten el amor y la compasión de Dios por todos en nombre de Cristo atendiendo las necesidades humanas básicas y trabajando por la paz y la justicia. En el 2020, CCM conmemora 100 años de asistencia, desarrollo y trabajo por la paz, actualmente en más de 50 países, incluyendo EE. UU. Para mayor información, visite mcc.org o llame al 717-859-1151.

Sara Alvarez

Author

Sara Alvarez Waugh
Content Marketing Director

Ayudando con las necesidades

Momentos como estos nos recuerdan la conexiones que tenemos como cuerpo de Cristo. El Fondo de Ayuda Congregacional COVID-19 es una manera de apoyarse mutuamente como comunidad, ayudando a las iglesias que enfrentan dificultades financieras debido a la pandemia del coronavirus.

 

Detalles y la solicitud Donar en línea